Omet els enllaços

La despedida de Enric – Parte III

Gracias Font Fregona

Hoy os queremos mostrar la segunda parte de la emotiva carta de despedida de uno de los jóvenes de Font Fregona, Enric, que escribió al marcharse del centro después de años de tratamiento. 

Enric habla sobre su experiencia con honestidad y sentimiento, explicando la realidad de su proceso de recuperación, incluyendo sus altibajos. También nos habla de la relación consigo mismo, el autoengaño y fingir en frente de otros. Es un escrito que no sólo resuena con aquellos en una situación similar, sino con la gran mayoría de personas, reflexionando sobre los procesos dentro de uno mismo que dan fruto al cambio.

Os invitamos a leer este primer fragmento que esperamos que os haga reflexionar, entender y aprender.

 

Después de tantos años en Font Fregona por fin he conseguido volver a conectar conmigo”

Lo primero y fundamental que me ayudó a tirar para adelante fue saber escuchar. Era imposible conseguir algo sin escuchar. Yo creía que sabía escuchar porque entendía lo que me decían, pero seguía yendo a mi aire.

Ahora sé que escuchar es comprender, y pensar en todo lo que puedes sacar de lo que te están diciendo. Incluso, en algunos casos, hacer caso a quien sabe más que tú, aunque no pienses igual en ese momento. Escuchar me ayuda a estar más tranquilo, al no estar ansioso de estar pendiente de cuándo tengo el hueco para hablar. Me doy cuenta de que cuando estoy un rato seguido hablando, me pongo más ansioso.

El siguiente punto que me ayudó mucho, y me va a ayudar el resto de mi vida, fue el interés. Escuchar me llevó a tener interés por las cosas, y del interés surgió la motivación. Fue un cambio que influyó mucho en el estado de mi cuerpo, a nivel de satisfacción personal: Empecé a leer libros, a informarme de diversos temas por placer, y a ilusionarme por la veterinaria que es algo que quería hacer desde pequeño.

A día de hoy estoy haciendo prácticas de auxiliar de veterinaria, encantadísimo con el trabajo que he de hacer en la clínica, con las personas que me enseñan y me introducen en este mundo. Lo que más me llena es trabajar con los animalitos, que me llenan el alma de vida y de amor. El sentimiento de saber que les estás salvando la vida es algo inexplicable, que nunca quiero dejar de sentir. Ahora he podido encontrarme a mí mismo y, por lo tanto, encontrar mi profesión.

Siempre he tendido a no creer nada en mí, a nivel de estudios. Cuando empecé este curso no creía que me sacaría la teoría, cuando me la saqué no estaba seguro de que pudiera hacer las practicas bien, y ahora me he demostrado que lo puedo hacer, y que encima lo hago bien. Entonces yo ahora no estoy seguro de que me pueda sacar una carrera, pero visto lo visto, lo que me hace falta es confiar en mí y esforzarme, así que iré a por la carrera de veterinaria.

Después de tantos años en Font Fregona por fin he conseguido volver a conectar conmigo, a ir creyendo en mí, a generar autodisciplina y a saber quererme a mí mismo y a los que me rodean.

 

Aquest lloc web utilitza cookies per millorar l'experiència. Més informació