Omet els enllaços

La comunidad terapéutica

Font Fregona es una comunidad terapéutica. Pero, ¿qué es una comunidad terapéutica?

Las comunidades terapéuticas son un tratamiento residencial a largo plazo, con el objetivo de recuperación de una adicción o patología. No se centran sólo en la abstinencia, sino en cambios integrales en la persona y estilo de vida para reestructurar por completo su vida.

 

Creación de las comunidades terapéuticas

Este modelo democrático y comunitario de recuperación surgió por primera vez en los años 40 en Estados Unidos. A partir de grupos de autoayuda como Alcohólicos Anónimos nació la primera comunidad terapéutica en Los Ángeles. Empezaron a convivir de forma espontánea, lo cual les hizo ver como la comunidad creada los ayudó a recuperarse y encontrar formas sanas y nuevas de relacionarse.

 

¿Quiénes son los miembros de una comunidad terapéutica?

Dentro de la micro-sociedad creada residen juntas personas con problemas de trastornos de conducta como la adicción, supervisadas y asistidas por expertos sanitarios. Los residentes, directa e indirectamente, se ayudan y motivan entre ellos, aprendiendo a relacionarse consigo mismos y los demás. También asisten a sesiones de terapia individual y grupal, donde trabajan junto a los expertos para cambiar patrones de pensamiento y conducta.

 

Elementos de una comunidad terapéutica

Las comunidades terapéuticas se caracterizan por una serie de elementos que fomentan el progreso de sus residentes.

1 Comunidad separada

Los centros de comunidad terapéutica normalmente se encuentran en espacios separados de otros programas institucionales y entornos relacionados con las drogas o adicciones. Esto favorece la creación de una micro-sociedad con un espacio común. 

2 Incentivos sociales

Al residir y trabajar en comunidad, el foco de la recuperación no es solamente individual, sino también colectivo. Al estar en constante presencia de otros que también buscan la recuperación de una adicción, los individuos se sienten más motivados y reconfortados a conseguir su objetivo.

3 Estructura y orden

La comunidad terapéutica se centra en cambios integrales en el estilo de vida, por lo cual ofrece pautas de comportamiento y rutina. Al establecer un orden y responsabilidades, los individuos aprenden a reestructurar su vida adhiriéndose a hábitos saludables.

4 Actividades en comunidad

Todas las actividades, excepto la terapia individual, son realizadas en grupo y suelen tener un carácter terapéutico o educacional. De esta manera, se fomentan nuevas y sanas formas de relacionarse.

 

Principios de una comunidad terapéutica

La comunidad terapéutica debe regirse por una serie de principios, de los cuales se pueden destacar:

  • Abstinencia. Los individuos deben desintoxicarse y mantener su abstinencia durante su estancia.
  • Un sistema de puertas abiertas. Los individuos son libres de elegir su entrada o salida, y su permanencia debe ser voluntaria.
  • Prohibición de la violencia. Dentro de la comunidad terapéutica, no se permite ningún tipo de violencia o agresión.

 

En conclusión, las comunidades terapéuticas representan micro-sociedades donde aquellas personas con transtornos de conducta y problemas de adicción pueden desintoxicarse y reformar su vida de forma integral. Al convivir con otros que comparten el mismo objetivo, el sentimiento de comunidad los ayuda y motiva, fomentando la recuperación de los residentes.

 

 

Font Fregona es una masía de acogimiento residencial en la que trabajamos en comunidad terapéutica para atender a jóvenes con trastornos de conducta, trastornos mentales, adicciones y patología dual que requieren de una atención integral en el proceso de cambio conductual que su entorno ya no puede ofrecer. El propósito de Font Fregona es conseguir reestructurar la vida de los jóvenes que llegan a través del aprendizaje de nuevos hábitos y patrones de conducta en comunidad terapéutica.

 

Aquest lloc web utilitza cookies per millorar l'experiència. Més informació