Saltar enlaces

Las adicciones y los estigmas

Las adicciones y los estigmas

 

 

Desmontando mitos

Dentro del complejo mundo de las adicciones, es común encontrarse con una serie de creencias erróneas que contribuyen a estigmatizar a quienes tienen que luchar  contra esta enfermedad.

Estos estigmas no solo afectan la percepción que tienen los demás sobre los jóvenes con adicciones, sino que también pueden influir en la propia autoestima y motivación.

En nuestro centro, estamos comprometidos en desmontar estos mitos y ofrecer un entorno de apoyo y comprensión para nuestros jóvenes.

Hoy os queremos compartir algunas de las creencias equivocadas más comunes y que impacto crean nuestros jóvenes:

1. “Las adicciones son de falta de voluntad”

Uno de los mitos más perniciosos es la idea de que las adicciones son simplemente una muestra de debilidad moral o falta de voluntad. En realidad, las adicciones son enfermedades complejas que involucran una interacción de factores biológicos, psicológicos y ambientales.

 Estigmatizar a los jóvenes con adicciones como “flojos” o “fracasados” solo sirve para socavar su autoestima y dificultar su búsqueda de ayuda.

2. “Los jóvenes con adicciones son personas malas o peligrosas”

Otra creencia común es la asociación de las adicciones con comportamientos antisociales o marginales.

Esta percepción errónea puede llevar a la exclusión social y al rechazo de los jóvenes que luchan contra la adicción. Es importante recordar que las adicciones no definen la valía de una persona y que todos merecen compasión y apoyo en su camino hacia la recuperación.

 

3. “Los jóvenes con adicciones es difícil que se recuperen”

 Existe la idea equivocada de que las adicciones son incurables y que los jóvenes que las padecen están condenados a una vida de sufrimiento y fracaso. Nada podría estar más lejos de la verdad. Con el tratamiento y el apoyo adecuados, los jóvenes pueden recuperarse y llevar vidas plenas y saludables. Es fundamental desafiar esta creencia fatalista y brindar esperanza a aquellos que luchan contra las adicciones.

 

4. “La recuperación no es un proceso lineal”

Muchas personas creen erróneamente que la recuperación de las adicciones es un camino recto y sin contratiempos. En realidad, el proceso de recuperación puede ser complejo y lleno de altibajos. Es importante que los jóvenes y sus familias comprendan que los retrocesos son parte natural del proceso y no son motivo de vergüenza ni desesperación. Lo importante es aprender de las experiencias y seguir adelante con determinación.

 

5. “Hablar sobre las adicciones es vergonzoso o tabú”

 Por último, el estigma que rodea a las adicciones a menudo dificulta que las personas busquen ayuda o hablen abiertamente sobre sus experiencias. Es fundamental romper este tabú y fomentar un diálogo abierto y compasivo sobre las adicciones. Al hablar sobre estos temas de manera honesta y sin prejuicios, podemos crear un entorno de apoyo en el que los jóvenes se sientan seguros para buscar ayuda y compartir sus experiencias.

 

 

En nuestro centro, nos comprometemos a desmontar estos mitos y estigmas y a brindar un entorno de comprensión, apoyo y aceptación para nuestros jóvenes.

 

Creemos en su capacidad para recuperarse y estamos aquí para acompañarlos y a sus familias, en cada paso del camino hacia una vida plena y saludable.

 

 

 

 

 

 

 


 

Juntos, podemos superar los estigmas y construir un futuro más compasivo y comprensivo para todos.

Font Fregona

El objetivo es conseguir vencer a la adicción y reestructurar su vida a través del aprendizaje de nuevos patrones de conducta.

Deixa'ns les teves dades per rebre més informació.