Saltar enlaces

Jóvenes con sensación de vacío

Jóvenes con sensación de vacío

 

Hoy os compartimos el texto del último artículo publicado en el semanario en el que colaboramos mensualmente, escrito por Andrea Soler, psicóloga i psicoterapeuta en Font Fregona, jóvenes con sensación de vacío.

Hace relativamente poco, un adolescente manifestaba a consulta la enorme sensación de vacío que siente.

Me lo contaba con una expresión ardua, donde se mezclaban una angustia profunda y cierta tristeza.

Me pregunto si existe algún sentimiento pitjor que el de sentirse vacío.

Me imagino como un lugar frío, desprovisto de humanidad y calidez, silencioso y muy incierto.

Otros lo definen como un sentimiento de soledad o de apatía.

Sea como sea, por el día a día en mi trabajo, me doy cuenta de que, aunque no todos los adolescentes son capaces de expresarlo de forma tan clara como lo hacía este chico, el sentimiento de vacío es algo generalizado entre la juventud.

Y en parte, no creo que sea raro.

Tengamos en cuenta que los adolescentes son personas que están construyendo su identidad, creando una dirección en sus vidas y dotándolas de significado. Pero el contexto que tienen a veces no les pone las cosas fáciles a la hora de realizar esta tarea.

Un entorno donde prima la individualidad, donde se premia la velocidad y la multitarea, donde las pantallas son las protagonistas y las relaciones son cada vez más superfluas. Un entorno que potencia la exigencia, el perfeccionismo, los resultados, el hacer por encima del ser. Donde se fomenta la estimulación constante. Un entorno bastante caótico y muchas veces privado de sentido. Donde el concepto de éxito está desvirtuado. Donde demasiado a menudo falta presencia, atención y calor.

La adolescencia es una de las etapas de mayor vulnerabilidad.

En medio de este escenario, me parece complejo transitar esta etapa de la vida sin salir damnificado. Es entonces cuando se despliegan mil y un mecanismos para intentar llenar este vacío: horas eternas de videojuegos, consumo de alcohol o drogas, relaciones de dependencia, consumo de pornografía, un esfuerzo titánico por agradar a los demás, atracones de comida, autolesiones, persecución de likes en las redes sociales o persecución del cuerpo “perfecto”, obsesión por los estudios o el deporte,…

Mecanismos que crean una fugaz sensación de plenitud pero que a la larga sólo perpetúan el vacío. Por cierto, ¿sabéis qué me describe el chico cuando le pregunté por situaciones en las que no hubiera estado presente ese vacío?

Momentos de conexión profunda con personas.

Andrea Soler

Psicóloga y psicoterapeuta en Font Fregona

Mayo 2024

Font Fregona

El objetivo es conseguir vencer a la adicción y reestructurar su vida a través del aprendizaje de nuevos patrones de conducta.

Deixa'ns les teves dades per rebre més informació.